Alergias e intolerancias alimentarias

publicado en: Alimentación Infantil, Bebes | 0

Artículo en el que vemos qué diferencia existe entre alergia e intolerancia alimentaria y cuáles pueden ser los factores que desencadenan ambos trastornos.

Carne, pescado y huevos

Lo primero que debemos tener en cuenta es que alergia e intolerancia son dos trastornos alimentarios diferentes. La intolorencia alimentaria se produce cuando un alimento en concreto produce efectos indeseados en el organismo. La alergia es una de las causas de la intolerancia.

La respuesta alérgica a un alimento implica una reacción anormal ante una sustancia que, en principio, no es nociva para el organismo. La primera vez que administramos el alimento al bebé, se generan anticuerpos frente a él. En una segunda administración, el alimento actúa como antígeno y se une a estos anticuerpos. Esto genera una respuesta inmune que desencadena la segregación de mastocitos, histaminas y otras sustancias que provocan la respuesta alérgica.

Las alergias se producen cuando el sistema inmunológico no funciona correctamente y desencadena respuestas anómalas a diferentes sustancias. Por tanto, las alergias no se producen sólo a alimentos, sino también a ácaros del polvo, polen, etc.

Causas de intolerancia alimentaria y alergias

La intolerancia alimentaria puede deberse a que a nuestro organismo le falta alguna de las enzimas necesarias para la correcta digestión de ciertos alimentos. Un ejemplo claro de este tipo de patología es la intolerancia a la lactosa. Como todos sabemos, la lactosa es una proteína presente en la leche y la enzima que se encarga de su digestión es la lactasa. Esta enzima la sintetizan todos los mamíferos durante la etapa de lactancia. Cuando esta enzima no se sintetiza, la lactosa no se puede digerir y se produce la intolerancia. Los seres humanos, al seguir tomando leche después de esta etapa, siguen sintetizando esta enzima, por lo que pueden tolerar la lactosa. Pero no todos son capaces de hacerlo y se convierten en intolerantes a la lactosa. Otro ejemplo claro es la celiaquía, de la que hablaremos en otro artículo más detalladamente.

Otra de las causas que producen estas patologías son las sustancias como la cafeína, la serotonina, la triptamina y la tiramina. Algunos alimentos que presentan estas sustancias son el queso, el café, el aguacate, etc.

Por último, existen alimentos que pueden desencadenar la segregación natural de histamina. De esta forma, aunque el niño no sea alérgico, puede desencadenar reacciones semejantes a la alergia. Algunos de estos alimentos son las fresas o el marisco.

Síntomas característicos de intolerancia alimentaria y alergias

Principalmente, la intolerancia alimentaria se manifiesta afectando al sistema respiratorio, al digestivo y en la piel. Cuando afecta al sistema respiratorio, aparece la rinitis y el asma. En el caso del sistema digestivo, aparecen vómitos y diarrea. Por último, si afecta a la piel y al tejido subcutáneo, se produce urticaria y edema angioneurótico.