Las papillas

publicado en: Bebes | 0

Vemos cuando y como debemos introducir las papillas de cereales a nuestros bebes.

Papilla
Papilla

Entre el cuarto y sexto mes de vida la leche materna ya no es suficiente y es cuando debemos ir introduciendo los cereales en forma de papilla.

Es importante realizar esta introducción de una forma progresiva, sin prisa y con cuidado para no causar al niño problemas estomacales, tales como diarreas, vómitos o incluso alergias.

Cada grano de cereal está recubierto por una piel dura compuesta principalmente de celulosa, no digerible, pero contiene vitaminas muy importantes para nuestro organismo. El grano contenido en el interior está formado básicamente por proteínas y azucares, como el almidón que al digerirse más lentamente proporciona energía durante un mayor número de horas.

Así mismo los cereales son una importante fuente de sales minerales, sobre todo hierro y fibra que ayudan a regular el tránsito intestinal del pequeño.

Tenemos que comenzar con el arroz y el maíz que no contienen gluten. Nos bastará con un par de cucharaditas en el biberón de leche. Después iremos aumentando as cantidades de forma gradual. Cuando el niño tiene ya los 6 meses podemos ir poco a poco añadiendo el gluten, empezando por el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

NOTA: Algunos pediatras retrasan este paso hasta los 8 meses para evitar riesgo de alergias.

Ya a los siete u ocho meses podemos comenzar a darle alguna galleta, además de la primera sopa de pasta.

El gluten

El gluten es el mayor miedo que tenemos que tener a la hora de introducir los cereales. Nuestro hijo puede ser celiaco y es en este momento donde lo descubriremos. Esta enfermedad consiste en la incapacidad de absorber alimentos con gluten por parte de la mucosa del intestino delgado. Los síntomas más evidentes son las diarreas, hinchazón de la barriga o la ralentización en el crecimiento. Esta enfermedad no tiene cura, unicamente se aplaca evitando toda ingesta de gluten, durante toda su vida. Actualmente en el mercado podemos encontrar todo tipo de productos sin gluten, aunque su precio no suele ser muy asequible.

Dejar una opinión

Debe estar conectado para escribir un comentario.