Leches de fórmula y continuación

publicado en: Bebes | 0

Analizamos las diferencias de estos dos tipos de leches y cuando hay que comenzar a dárselas.

Biberón
Biberón
La leche materna es única como alimento y dar el pecho es muy beneficioso tanto para el bebe como para la madre, pero en algunos casos, debido a diferentes razones, la madre no puede dar el pecho. Cuando esto ocurre, se abre paso la necesidad de alimentar al pequeño con leche de fórmula.

Leches de formula
Casi todas las leches de fórmula proceden de la leche de vaca modificada y adaptada de modo que se asemeje lo más posible a la leche materna.
Durante los primero meses no se podría alimentar a un bebe de leche de vaca ya que las concentraciones de proteínas, así como de sales minerales no es adecuada para el inmaduro aparato digestivo.

Prácticamente todas las leches de fórmula presentes en el mercado se comercializan en polvo. Esta leche hay que diluirla en agua y manteniendo las proporciones exactas ya que de no hacerlo puedes provocarle diarrea y vómitos al bebe.

Estas leches no son baratas y normalmente las encuentras en farmacias y parafarmacias unicamente.

Leches de continuación
Este tipo de leches son para niños ya más mayorcitos (4 meses en adelante), hasta el año de adad.
Estas leches todavía están un poco modificadas pero se asemejan más a la leche de vaca.
Contienen más proteínas y sales minerales y muchas más vitaminas y ácidos grasos esenciales, elementos que habitualmente se encuentran en pequeñas cantidades en la leche de vaca y que son muy importantes para el crecimiento de nuestro bebe.

Se suelen encontrar en versión polvo y en versión liquida. Ambas las puedes encontrar en cualquier supermercado, pero esto no quiere decir que pasen rigurosos controles antes de llegar a nuestras manos.
El precio es menor que el de las leches de fórmula.

Dejar una opinión

Debe estar conectado para escribir un comentario.