Las mejores posturas para dormir durante el embarazo

publicado en: Embarazo, Mamas | 0

Artículo en el que vemos cuál es la mejor postura para dormir durante el embarazo

dormir_embarazo

Como es de imaginar, para las embarazadas es bastante complicado encontrar una postura cómoda para dormir, sobretodo en los últimos meses de embarazo. Te damos algunos consejos para conseguir encontrar la mejor postura para dormir.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, para conseguir un buen descanso, necesitamos tener una buena superficie para conseguirlo. El colchón que tengamos en nuestra cama va a influir mucho a la hora de poder descansar. No tiene que ser muy mullido ni muy duro. Tiene que ser lo suficientemente ergónomico como para conseguir una buena postura para nuestra columna vertebral.

En cuanto a las posturas que podemos adoptar, la peor postura para una embarazada es boca abajo. De esta forma, la mujer notará mucha presión sobre su barriga y estará muy incomoda. Otra postura que no es recomendable es boca arriba, puesto que la circulación no es la correcta.

Posturas cómodas para dormir durante el embarazo

Tumbada de lado sobre el lado izquierdo: esta es la postura más recomendada para todas las personas, embarazadas o no. En esta postura, todos nuestros órganos se colocan de la forma más apropiada para poder trabajar mejor. Por un lado, facilita que el bombeo del corazón sea mejor, lo que hace que en las embarazadas la sangre fluya mejor hacia el útero. De esta forma, los nutrientes y el oxígeno que transporta nuestra sangre llegarán más fácilmente a nuestro feto. También se ve favorecida la digestión, ya que el estómago y el páncreas pueden trabajar más fácilmente. Y por último, es la mejor postura para nuestra espalda. En el caso de las embarazadas, es aconsejable que “abracen” una almohada para que la columna vertebral tenga una postura aún mejor. Para ello, lo ideal es colocarse en una postura fetal y colocar la almohada entre las dos piernas.

Reclinada: para las mujeres embarazadas que tengas problemas estomacales, como los reflujos o la acidez, es la mejor postura. Es fácil adoptar esta postura, pero hay que asegurarse bien de colocar los cojines en la forma correcta en el cuello y la cabeza. En caso de no hacerlo, pueden producirse dolores en los mismos. También se puede adoptar esta postura levantando los pies ligeramente, esto favorecerá la circulación de la sangre y ayudará a las mujeres que tengan calambres en las piernas.