Tercer trimestre, tu Bebe esta listo para nacer

publicado en: Embarazo | 0

Analizamos los últimos cambios que sufre tu bebe y tu durante el último periodo del embarazo.
noveno_mes_gestacion

A las 28 semanas su bebé mide alrededor de unos 35 centímetros y pesa alrededor de 1.135 gramos. Pero al final del tercer trimestre, a las 40 semanas, que es la fecha estimada del nacimiento, mide alrededor de 50 centímetros y pesa unos 2.700 a 3.600 gramos, a veces un poco más y otras, un poco menos. El feto pasa la mayor parte del tercer trimestre creciendo y engordando, y continúa desarrollando varios órganos, especialmente el sistema nervioso central. Los brazos y las piernas se vuelven más gorditas, y la piel se torna más gruesa y suave.

Durante el tercer trimestre tu bebé es menos susceptible a las infecciones y a los efectos adversos de las medicinas, pero algunos de esos factores todavía pueden impactar en su crecimiento. Los últimos dos meses transcurren generalmente preparándose para la transición hacia la vida en el mundo fuera del útero. Los cambios son menos espectaculares que en los meses anteriores, pero la maduración y el crecimiento que ocurren ahora son muy importantes.

De las 28 a las 34 semanas, el feto normalmente se acomoda con la cabeza hacia abajo (llamada posición cefálica). De esta manera, las nalgas y las piernas (que son las partes más abultadas del cuerpo) ocupan el sector más amplio del útero, es decir, la parte superior. Cerca del 4 por ciento de embarazos con sólo un bebé, éste se ubica con las nalgas hacia abajo (presentación podálica) o en postura horizontal en el útero (presentación transversal).

A las 36 semanas, el crecimiento es más lento y el volumen del líquido amniótico llega a su nivel máximo. A partir de este momento, la cantidad del líquido amniótico comienza a disminuir porque baja el flujo sanguíneo a los riñones del bebé a medida que la placenta madura, y el bebé produce menos orina (y por lo tanto, menos líquido amniótico). De hecho, la mayoría de los médicos verifican regularmente el volumen del líquido amniótico por medio de ecografias o palpando el abdomen durante las últimas semanas para asegurarse de que haya una cantidad normal.

Finalmente estas lista para el último trimestre de tu embarazo. Para estos momentos probablemente ya estarás acostumbrada a tener un abdomen sobresaliente, mañanas sin náuseas y a esperar, y a

gozar, las maniobras del bebé moviéndose y dando pataditas dentro de ti. En este tercer trimestre tu bebé continúa creciendo, y su médico continúa observando la salud del bebé y la tuya. También comienzan los preparativos para la nueva personita que pronto llegará, los cuales van desde prepararse para tomar la baja por maternidad en su trabajo hasta tomar las clases de preparación para el parto (y ver otras, maneras de aprender qué se puede esperar durante el trabajo de parto y en el parto mismo).

Dejar una opinión

Debe estar conectado para escribir un comentario.