Los viajes durante el embarazo

publicado en: Embarazo | 0

Es sano viajar durante estas embarazada? Vemos algunos consejos a la hora de realizar viajes durante el embarazo.

Viajes embarazadas
Viajes embarazadas

El principal problema potencial cuando se viaja durante el embarazo es que pones distancia entre tu médico y tu. Si la fecha del parto se aproxima o si tu embarazo es considerado de alto riesgo, probablemente no deberías viajar lejos de tu residencia.

Pero tu decisión de viajar depende de cuáles son los factores de riesgo presentes. Por ejemplo, si eres diabética, pero estás bien controlada, el salir de viaje probablemente es bueno.
Pero si estas embarazada de trillizos, viajar al desierto probablemente no es una buena idea, jeje.
Si tu embarazo no es complicado, generalmente no hay problemas para que viajes durante el primero, segundo o al principio del tercer trimestre. El viajar en automóvil no presenta riesgos fuera de lo común, aparte de evitar que estés sentada por mucho tiempo en el mismo lugar.
En viajes largos, para cada dos horas para bajarte y caminar un poquito. Usa tu cinturón de seguridad que te mantiene segura y no molesta al bebé. El líquido amniótico que rodea al feto actúa como un cojín contra cualquier presión del cinturón de seguridad. Si no usas el cinturón de seguridad del vehículo, te expones claramente a riesgos; los estudios demuestran que la causa principal de la muerte del feto en accidentes de tráfico es la muerte de la madre.

Cinturon embarazada
Cinturon embarazada

Utiliza el cinturón de seguridad debajo de tu vientre, no encima de él, y mantén el cinturón del hombro en su posición normal.

La mayoría de las aerolíneas permiten que las mujeres embarazadas vuelen pero siempre antes de las 36 semanas del embarazo. Es recomendable llevar una nota de su médico indicando que no ve razón alguna para que no vueles. El volar es perfectamente seguro, especialmente si toma un par de precauciones:

  • Levántate de su asiento ocasionalmente durante vuelos largos, y camine a lo largo de los pasillos del avión.
  • Lleve una botella de agua consigo y beba frecuentemente.

El aire del avión es siempre muy seco, por lo que es posible que se deshidrate rápidamente durante vuelos largos.
El beber mucha agua asegura que se levante a menudo para ir al baño, lo cual mantiene la sangre circulando normalmente sin acumularse en las piernas.

Además no tienes que preocuparte por los detectores de metal del aeropuerto, o de cualquier otro detector de metales, porque éstos no usan radiación ionizante.

Si tienes planes de visitar países tropicales, donde algunas enfermedades son particularmente comunes, puedes vacunarte antes de viajar. Pero consulta con tu médico para ver si alguna vacuna que estas pensando en ponerte se puede o no administrar durante el embarazo.

Con estos consejos tus viajes ya sean largo o cortos serán seguros para ti y para tu bebe. Aunque si te queda alguna duda más no te de vergüenza ir a tu medico de cabecera y consultarle cualquier duda que te pueda surgir, ya sea relacionada con viajes o con cualquier otro tema. Tu médico es tu mejor amigo durante el embarazo 😉

Dejar una opinión

Debe estar conectado para escribir un comentario.