Castillo de pañales marca Mercadona con biberones y chupetes dentro, un babero personalizado a modo de puente. Todo en tonos rosas ya que la destinatariaa era una niña.